De qué va.

Primera novela de la trilogía Mentes mecánicas.
Vivir sin nubes, la segunda de la saga, en plena edición.

NOTA: Los relatos que forman parte de este blog, en su gran mayoría, NO tienen nada que ver con la historia central de Nueve Mundos, el origen, salvo algunos de sus principales protagonistas que comienzan a interactuar a su aire y permite a esta escritora llegar, además del público juvenil, a una franja de lectores más amplia.
Para leer la SINOPSIS de N.M. o la BIOGRAFÍA y fotos de la AUTORA, baja hasta el final de la página.

¡Ciencia Ficción, Sí Gracias!


sábado, 31 de diciembre de 2011

Puntualizaciones.



Shake your head & Open your mind before you start to read 9 MUNDOS. 
Agita tu cabeza y Abre tu mente antes de comenzar a leer esta novela:






1: No esta sujeta a ninguna regla estilística, o casi.
2: Si te lias, es porque sigues atada/o a viejas estructuras literarias. Desmelénate.
3: Aplica tu propia imaginación.
4: Relájate, ahora conduzco yo.
5: Tu no eres un simple lector. Interpreta como quieras. No marques limites. ¿Acaso el 
Universo los tiene? ¿Y los sueños?


Y ahora, sí, ¡Feliz Lectura sin ataduras!

Yo, Molécula Universal.

 Caminando entre cielo y asfalto por el Passeig de Gràcia de Barcelona, soy un centimetro de cada edificio, un átomo de cada farola y un pedazo de cada loseta. Soy la prolongación de la mediana, una tuerca de cada banquillo, una partícula de polvo sobre la repisa de una casa, la molécula de aire que aspira cada transeúnte y la ráfaga de viento que impulsa el vuelo de la paloma.
Soy tocada por los que descansan en bellos bancos de hierro y vestida por los colores de los semáforos que cambian cada dos por tres. Llevo en mi piel tatuada la linea blanca divisoria que parte la calzada en dos y divide mi cuerpo desde la frente al vientre. 
  Yo soy la ciudad, nací en esta calle. Ella está en mi, y yo en ella, y en cada hermano que la recorre con fascinación, en cada ave que emprende el vuelo, en cada taxista que la sufre, en cada niño que la observa con recelo, en cada vagabundo que la soporta, en cada camarero que la satisface, en cada dependiente que le ofrece, en cada rueda que la marca, en cada hoja que la adorna y en cada suspiro que pende en el aire. 
  La ciudad siempre És.  Me regala imágenes nuevas y  locales innovadores, como el Cornelia & Co, que nos protegió del intenso viento que azotó ayer la ciudad, y al que sentimos acogedor y caliente como el vientre de una madre, encantador y fascinante. De ambiente joven y relajado, comí tranquila, con buena compañía y disfrutando de una mejor conversación. No se podía pedir más.
 La diversidad de las ciudades me vuelve loca. Titánicas, Grandes, pequeñas o medianas: Nueva York, Berlín, Praga o Barcelona. Roma, Londres, Ciudad del Cabo o Paris. Todas y cada una me hipnotizan, me atraen y me inspiran. Será porque me gusta la gente, caminar apretados, mezclados, como un azuzador banco de sardinas, aspirando cada olor, cada pensamiento, cada historia que arrastran...
Y después, de nuevo la calma. La quietud e inmovilidad de L'Aldosa, tranquilizan y acunan una mente que no duerme nunca. Entre casas de piedra, huertos y animales, estoy en casa. Bajo del tío vivo. Con los pies en la tierra, vuelvo a aporrear estas teclas, a escribir en este espacio que compartimos y calentar motores antes de abrir  Vivir sin nubes, la segunda parte de Nueve Mundos.
BCN nunca dejará de sorprenderme. Y Ella, una de las calles más bellas del mundo, nunca dejará de dormitar en este corazón enamorado. Por eso, cuando pensé en un escenario para que Eric Weiss y Pol Quevedo, dos de los personajes protagonistas de la novela, pusieran punto y final a uno de los capítulos que protagonizan, no dudé en que fuera la más especial y bonita, la que está llena de Gràcia, ella, el Passeig: Paseo de Gracia.


Quiero enviar un saludo a dos chicos muy simpáticos, Resti y Fran, que rompieron la rutina de una tarde de firmas en un centro comercial, y con los que pasé un rato divertido. Gracias, chicos! De corazón, deseo que paséis una lectura entretenida y abstraída...

Gracias, Reader. ¡FELIZ AÑO NUEVOOO!




Vuelve por aquí. Te sorprenderé siempre... 
  

miércoles, 28 de diciembre de 2011

A propósito de esta novela: Preguntas y Respuestas.

¿Por qué al principio de la historia el prólogo y también en cada comienzo de capítulo está el texto escrito en letra cursiva  y el resto no?
 Mis queridos Readers, la respuesta es que el tiempo en que transcurre esa acción es completamente distinto en un caso y en otro.
 Al inicio, esto es, en el prólogo de la historia, escrito en letra cursiva, ocurre en tiempo presente. Ana Luna encuentra unos restos de plástico y multitud de cables arrojados a un contenedor en una pequeña calle del Barrio Gótico de Barcelona. Enseguida los lleva a casa y en la intimidad de su habitación, con lo encontrado en la basura construye una máquina a la que llama Tránsito. Ella será la confidente y amiga que ahora necesita y le abre su corazón de par en par cuando le cuenta todas las arriesgadas y extrañas aventuras por las que acaba de pasar.
 Y es en ese momento, en cuanto Ana Luna comienza a relatar su extraordinaria historia personal a Tránsito, hay un cambio en la letra que nos indica un tiempo diferente:  el pasado de Ana Luna Plach.
  Cada vez que encontréis estos pequeños fragmentos en letra cursiva, que os recuerdo, indica el presente, podéis ir uniéndolos, y bien cosidos formarían las aventuras que Ana Luna y Tránsito viven en tiempo real.
Espero haber aclarado alguna de vuestras dudas.
Estoy enteramente a vuestra disposición.

Y recuerda que mañana estaré en el Centro Comercial River, para firmar los ejemplares de todos aquellos amantes de la literatura de ficción, que aún no formáis parte de esta Supernova. Os espero.
Y también a todos los Piolets que queráis que os firme un ejemplar de vuestra revista preferida El Club Piolet. Ya sabéis que la escribo mes a mes con mucho cariño y dedicación para todos vosotros!!




Fins aviat!

lunes, 26 de diciembre de 2011

El nacimiento de una historia fantástica. El origen.




La vida es el tren y no la estación, dice el maestro Paulo Coelho. El tiempo es una ilusión y no una magnitud física, pienso yo. Supongo que Einstein tendría mucho que discutirme, o tal vez no, eso posiblemente no lo sabré nunca. O sí, en el caso de que pudiera viajar a través del tiempo y del espacio, en lo que la física cuántica resume como efecto túnel, y pedirle su opinión.
      Desde que era muy pequeña me interesó intensa, dolorosa y profusamente el tema de los viajes en el tiempo. Las máquinas que mostraban las películas, siempre relucientes, grandes y poderosas, me dejaban atónita, pero también desconcertada y molesta. Yo necesitaba creer que aquellos chismes, sin ninguna duda, podían conseguir llegar hasta otros tiempos. Daba igual si daban el salto hacia adelante o hacia atrás, para el caso, era lo mismo. Lo más importante es que yo me lo creyera. Ese momento nunca llegó. Hasta que un día, durante un sueño, alguien descargó en mi cabeza una serie de historias que acabaron en un manuscrito y más tarde en una trilogía llamada Mentes Mecánicas, que justo arranca en la novela Nueve Mundos, el origen, y resolvió mis conflictos.
   Supe después de aquella noche que para viajar a través del tiempo y del espacio, no hacia falta brillantes cacharros dorados incrustados de brújulas y botones. Simplemente, lo único necesario es tener bien engrasada la imaginación, la cabeza a rebosar de historias fantásticas y la voluntad de alcanzar lo imposible. Buenas noches :)



miércoles, 21 de diciembre de 2011

Frenetica Navidad, según Tránsito Infinito.



¡Que ganas tenía de hablar contigo, Reader! Ya era hora que Lu me dejara recuperar mi espacio. Le he dicho mil veces que se dedique a su nueva novela, a los guiones del Club Piolet y a sus estudios, a cuidar de su familia y a sus quehaceres domésticos, que no son pocos. Le he pedido por favor que me deje a mi sola llevar el timón de este blog. ¡Soy una máquina! ¡Puedo con todo! Hasta con la Navidad...
Y hablando de la Navidad, hay que ver como sois por estas fechas: Más tolerantes, menos agresivos, más transigentes, menos huraños, más sociables, menos serios, más generosos. ¡Si hasta os regaláis cosas!
Me gusta sentarme por las tardes a primera hora, en un cruce que hay en Escaldes-Engordany, es una rotonda moderna, abultada y sencilla, de cemento y hierro, envuelta en un apretado vestido de piedra, llamada Kilometro 0. Allí cientos de coches dibujan a su paso anillos imaginarios que se ciñen al contorno, pulseras que la visten al rodearla para llegar hasta el centro de la ciudad. Yo me siento en la cúspide, con las piernas recogidas, la capa roja enganchada en el aire, a veces, otras reposando en la tierra de suave césped verde y os miro a la cara. Vuestros pensamientos se enganchan como ventosas, vuestros anhelos y esperanzas, los sueños, las alegrías y hasta las penas. Mientras más os conozco más me gustáis, tanto, que creo que me quedaré por aquí un ratito más, yo calculo unos mil años, y seguiré atrapada a través de vuestros parabrisas, a la historia de cada uno, esa que lleváis escrita en la frente y en el alma. Vuestra historia personal. De ella nos nutrimos, Yo y la escritora. 
Que paséis un buen día de compras.
Mi casa.
Si tienes posibilidad de llegar hasta aquí, quedamos cuando quieras.
¿Te gusta viajar a través del tiempo y el espacio? 
Hasta pronto. Vuelve por aquí. Te sorprenderé siempre...

martes, 20 de diciembre de 2011

viernes, 16 de diciembre de 2011

Cuando nos conozcas, nunca podrás olvidarnos.

Ana Luna Plach. 
Los que ya estéis sumergidos en la lectura de esta historia de intrigas y misterios, os habréis dado cuenta de que la obra está dividida en dos partes: La primera, ocurre en Andorra, en la colina del Trencalós y concretamente en una aldea muy pequeña, de tres casitas y una iglesia del siglo XII en muy malas condiciones, llamada La Caverna del Os. Aquí, un terrible acontecimiento desencadenado por el padre de Ana Luna, Ion Plach, científico del CERN, hará que la familia desaparezca, excepto ella, a la que recogen de la casa familiar para internarla en un centro de acogida en Barcelona. Logra escapar, y durante su arriesgado periplo por las calles de la ciudad, conoce a ocho jóvenes en su misma situación...
La segunda parte es totalmente diferente: vivirás extraordinarias aventuras en los mundos que habitan arracimados en los extramuros de nuestra realidad, pero tan auténticos y vivos como tu y como yo. Es un viaje hacia lo desconocido, allí donde nunca antes nadie ha pisado: nueve mundos que flotan enganchados en la espesura del Universo: Mercurio, insalvable,  Venus, infernal, La Tierra, imprevisible, Marte, misterioso Júpiter, gigantesco, Saturno, impredecible, Urano, al acecho, Neptuno líquido y Plutón, distante...


Recuerda que leer es viajar. 
Descubre en nuestras páginas otro modo de contar una historia sorprendente. 
Ahora puedes conseguir esta historia en cualquier librería del país. Y si quieres que te la dedique, solo tienes que indicarlo en nuestra página de facebook: 9 mundosnovela.


Hasta pronto, Reader. Vuelve, te sorprenderé siempre...

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Vivir sin nubes.

Primeras impresiones recogidas en la calle.

Queridos lectores:


Durante estos días que siguen a la presentación de la novela Nueve Mundos, el origen, he tenido la agradable experiencia de ir oyendo vuestros comentarios, siempre espontáneos, simpáticos y espero que sinceros, en la calle. Para cualquier creativo, esto es muy importante, porque esas opiniones son el hilván que señala la tela de la que saldrá la próxima obra. 
He oído un poco de todo y a decir verdad, todo muy positivo: desde padres que lo han leído en dos días, totalmente enganchados a las historias de nueve adolescentes adictos a las aventuras, a chavales que normalmente no leen y que ahora lo hacen en sus ratos libres, intrigados por unas tramas que les seducen, hasta aquellos que guardan un ejemplar con cariño, para regalar durante las fiestas navideñas.
A mis lectores más jóvenes, menores de doce años, os quiero decir, que estoy muy orgullosa de vosotros, cuando os oigo afirmar, con total convicción, que lo estáis leyendo sin problemas. ¡Eso es que sois grandes lectores! ¡Caramba!  Nace una nueva generación, que yo intuyo especial, intelectual, con ganas de aprender y agarrar al mundo por ambas orejas.
Ana Luna, Tránsito Roja, la liga Solar y esta humilde contadora de historias, estamos entusiasmados con todos vosotros.
                                       Gracias por servirme de inspiración.
Un abrazo, siempre a tu disposición.  
LU ; )

domingo, 11 de diciembre de 2011

El tiempo en que todo ocurre en Nueve Mundos.

Máquina del tiempo construida en el siglo XIX 

Si estás leyendo mi novela ya te habrás dado cuenta que a veces una acción acaba y enlaza con otra totalmente distinta. Tu estás sorprendido y un poco aturdido, porque te he privado de un tiempo necesario y prudente, el que se concede al lector para que éste asimile de manera natural la escena anterior. Yo no sigo ninguno de esos patrones. Es una manera de llamar tu atención y de que sigas la aventura al ritmo que lo hacen los propios personajes en el imprevisible tiempo que les ha tocado vivir.
Nueve Mundos, el origen y Vivir sin nubes, la segunda novela de la trilogía Mentes Mecánicas, tienen en común algunos aspectos importantes. Y uno de ellos es precisamente, ese extraño tiempo del que te hablaba. El Imprevisible Eterno Presente es un tiempo continuo, difuso, distorsionado, como de chicle por lo blando y moldeable que puede llegar a ser. 
Es muy difícil abarcar con palabras la estructura de esta magnitud física, que contrariamente al tiempo que conocemos, no permite ordenar la secuencia de sucesos de manera natural, precisamente porque en el Eterno Presente la ausencia de pasado y de futuro es omnipresente. 
Aquí todo ocurre a la vez y cualquier cosa es posible, hasta la más increíble tiene cabida en su estructura. En su imprevisibilidad residen sus emocionantes y adictivas aventuras.
 Si decides asomar la nariz por este universo paralelo, desconocido y peligroso, debes estar preparado para encontrarte con cualquier cosa y sumergirte en una lectura diferente, perfumada con unas gotas de surrealismo, vestida de naif, donde a veces, la incongruencia de los hechos, forman parte del realismo de la obra. El Eterno Presente, no es más que, para que nos entendamos, un párrafo sin comas ni puntos: continuo, asfixiante y distorsionado. 
Bienvenido a la trilogía Mentes Mecánicas. Una historia que ocurre en uno de los pliegues de nuestra realidad. 

sábado, 10 de diciembre de 2011

Mensaje de Llibre Idees.

LLIBRE IDEES - LIBRO IDEAS publicó en el Muro de Nueve Mundos. El origen. Novela gráfica juvenil. Edicions A4.
"Muchas felicidades Lucrezia, puesto que en este primer día de venta, “Nueve Mundos. El origen” se ha convertido en uno de los best-sellers de nuestra librería. 

viernes, 9 de diciembre de 2011

Un día después.

Queridos lectores:  


Ayer conocí a muchos de vosotros: Algunos erais grandes y otros chiquitos,  familias, grupitos de adolescentes, abuelos y abuelas, papás, algún indeciso, algunos curiosos y también a mamás en busca del libro apetecible que despierte las ganas de leer en su chaval o chavala.
¡La verdad es que me lo pasé genial con todos! 


Ya por la noche, en casa, busqué la compañía de dos buenos amigos del escritor: la soledad y la oscuridad. Cerré los ojos y aun así os veía a todos vosotros. Yo seguía con el boli dorado en la mano y mi editor y el director de la editorial, a mi espalda, como dos fieles centinelas. Percibía las vibraciones del público: unas olas de espuma levantadas con las ganas de empezar a leer,  unas sensaciones que transmitían ellas, las omnipresentes Ana Luna y Tránsito Roja. Luna, tan bonita, tan sincera, con esa mirada verde, fresca y directa, joven. Y Tránsito, poderosa, grande, mecánica y protectora, la más extraterrestre...


Os quiero decir a todos los que ya habéis comenzado a leer el Universo Nueve Mundos, que este espacio virtual que veis salpicado de estrellas y puntos luminosos, es Nuestro; tuyo y mío, y que si clicas en "comentarios" puedes hacerme llegar tus impresiones. Recuerda que la segunda parte de la novela está en marcha y tu puedes ayudarme mucho.


La edad ideal para comenzar a leer esta saga juvenil es a partir de 12-13 años. Aunque eso depende mucho de si eres un gran lector o te cuesta un poquito más. A todos los niños de hasta 11 años que se llevaron bajo el brazo con ilusión Nueve Mundos, que fueron muchos, atrapados por la fuerza de la mirada dorada de Tránsito y de su encarnada capa ondulante, os digo, que no os debéis preocupar si en algún momento no entendéis algo del texto. Lo más sencillo es leer despacio, con los papás o compartirlo con los mayores, ya que es una lectura ideal para ellos también.  
Tengo muchas ganas de volver a saber de ti. No te cortes a la hora de expresar tus impresiones. ¡Tu opinión cuenta!  
Recuerda que como guionista de la revista Club Piolet, también puedo recibir aquí tus comentarios, si es que así lo deseas.


¡Querido niño, joven o mayor! ¡Aquí estoy! 
Deseo de todo corazón que te guste la novela y que los capítulos pasen por tu vista y por tu mente, como las hojas barridas por un suave soplo de viento: agradable, sorprendente y siempre desconcertante.


¡Hasta pronto, lector! Te espero siempre.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

¡1!

Reader,


Mañana será uno de los días más importantes de mi vida. ¿Puedes imaginar las horas, días, meses y años que se suele invertir en escribir una novela? 
¡En mi caso han sido ocho! Ocho largos años, entre pitos y flautas, ocho, desde que surgió la historia y unos personajes, ocho, hasta documentarme para escribir coherente y científicamente sobre el Sistema Solar... ¡Ocho! 
Mañana, por fin, las ideas que se hicieron palabras, un puñado de palabras que se convirtieron en un manuscrito, y un manuscrito que se materializó, por obra y gracia de un hombre sencillo, en papel y cartón, RENACEN COMO LIBRO. 
¡Y tengo muchas ganas de abrirlo al MUNDO! 





lunes, 5 de diciembre de 2011

¡3!

Añadir leyenda


    ¡Solo faltan 3 días!  ¡Ven a conocernos! ¡Transito Roja, Ana Luna Plach y yo estaremos allí de 11 a 13:30 y de 15 a 18:30h!
No esperes a que te lo cuenten. 
¡Mira otros mundos! 
¡He descubierto 9 para ti!
EL SISTEMA SOLAR: Escenario de las aventuras de 9 Mundos.



domingo, 4 de diciembre de 2011

¡4!

Los días previos a mi presentación como novelista...


Mi querido Reader,
Estos últimos días resultan extraños. La luna ha estado cerca de mi, y las nubes y la tierra o el viento; cada uno ha impregnado un átomo de sí mismo para insuflarme algo de valor. Y aun así, me percibo débil, blanda, como si no tuviera que estar hecha de huesos. Tengo miedo: Miedo a la soledad frente a una mesa y un espacio vacío, miedo a defraudar, miedo a no gustar, miedo a no poder seguir ahora que arranca mi vida soñada. Miedo a no estar a la altura, miedo a equivocarme, miedo al reconocimiento, si es que lo fuera a merecer, miedo al fracaso, miedo a las miradas, miedo a las críticas, miedo a que se me acaben las palabras, miedo, miedo, por tener miedo, tengo miedo hasta de quedarme sin tinta en la estilográfica...y por otro lado, a perder mi anonimato, al éxito o al reconocimiento popular. Miedo hasta de mi misma... Dicen los veteranos que este malestar punzante, esta asfixia constante es normal. Los que nos dedicamos a escribir, somos ermitaños que se mueven con soltura entre libros, estudios y palabras, encerrados millones de minutos al día entre cuatro paredes que conforman un mundo blindado, para pensar y crear, donde la inspiración, cuando se cuela entre las fisuras de esos muros, ya no encuentran lugar para escapar, porque la secuestramos día tras día, noche tras noche. Vives únicamente para retenerla...tú eres suyo y ella es tuya. Y cuando sales a la luz, la claridad de la vida real, te deslumbra, tanto, que no ves nada, solo percibes, palpas y hueles, EL MIEDO en todo su esplendor... 
Lucrezia García Mameghani.














Presentación y Firma de la novela NUEVE MUNDOS:
Jueves 8 de diciembre de 2011.
Centre Comercial Illa Carlemany, planta baja.
Escaldes- Engordany. Principat d'Andorra.
11 a 13:30h / 15 a 18:30h


 Te espero Reader. ¡No me dejes sola!





jueves, 1 de diciembre de 2011

Confidencias...Por L.G.M

"Mirar al cielo es como viajar". Esta frase es de un personaje de la novela especialmente querido para mi, Ana Luna Plach. Y es cierto, puedes comprobarlo...
Nunca ves lo mismo, siempre hay algún matiz nuevo, curioso o simplemente renovado que nos convierte en niños pequeños en busca de las formas más rimbombantes, las curvas más innovadoras y los laberintos de merengue más sinuosos.  Las nubes nos dejan adivinar a que se parecen mientras a cambio, les acaricies el lomo de vapor, con la vista, desde la tierra. Sí, definitivamente, mirar al cielo es como viajar...    
No se por qué  te cuento esto, pero hoy mientras conducía, en el mismo instante en que escuchaba en la radio la noticia sobre los rumores que apuntan el fin del mundo el próximo 2012 según el calendario maya, precisamente sentí la punzante necesidad de mirar hacia la bóveda celeste. En ese momento, el cielo era un interminable mar en calma. Solo algunas nubes deshilachadas, aplastadas como enjutos ovillos de lana blanca, descansaban sobre las aguas claras del cielo. Y ellas fueron las que allí mismo contestaron; ni los mayas ni ninguna otra civilización pretérita o venidera podrá jamás adivinar tal cosa, excepto, claro, los que pudiesen llegar del futuro como es el caso de Tránsito Roja, pero esa es otra historia. 
  Así que personalmente esa clase de informaciones que cada vez irán tomando más fuerza en los próximos días, no perturbarán ni un ápice mi entusiasmo, casi infantil, en estas fiestas navideñas, ni en las que han de venir...
Espero que a ti tampoco te causen ninguna desazón por pequeña que sea.


Vuelve pronto, te sorprenderé siempre...